Misiones

Escuela Dominical

Jóvenes

Horario de Cultos

Sitio

Grupos Celulares

     
 
 

¿QUÉ ES EL PASTOREO?

El salmo 23 es conocido como el salmo del Pastor, el cual casi toda persona que tiene biblia, se sabe de memoria. En base a este salmo surge la pregunta: ¿Qué es el Pastoreo?

Es como se define el servicio de un maestro, de un líder; de un pastor; o incluso de un miembro de la congregación cristiana que ayuda a una nueva persona a entender la Palabra de la fe y crecer y madurar en ella. Es lo que todo miembro de una congregación cristiana debe hacer.

El Pastoreo es conocido en estos tiempos como Discípulador, Asesor, Consejero, Responsable, Coach, Mentor, Tutor, Padre, Maestro, Guía.

Esta es una labor santa que tiene su respaldo bíblico, que desgraciadamente ha sido usada por muchos líderes, como un arma para manipular a miles de personas que han caído en la trampa de “tienes que entregarme cuentas”, soy quien te pastorea. Tal abuso proviene de la arrogancia y carnalidad, que tiene como pretexto el “así serás un buen cristiano”.

 El hecho de que el que es pastoreado tenga que entregar cuentas a su mentor o como se le llame, no es una regla; es bueno entregar cuentas cuando de manera voluntaria surge el hecho de tener que hacerlo para disciplinarnos en el crecimiento y la madurez cristiana. No es una regla. Es algo que puede surgir entre mentor y discípulador como puede surgir entre dos amigos. ! Cuidado. Muchos son los líderes que están manipulando a otros con este pretexto ¡

Uno de los casos entre tantos que conozco, es el de un pastor que aplicando el pretexto de ser “el padre espiritual” de todos los miembros de la iglesia, usa el “rendir cuentas” “sin que él le rinda cuenta a nadie”; para decirle a cada miembro hasta lo que debe comer y no comer. Este pastor se ha elevado de tal manera que mentalmente las personas miembros de su congregación han caído en una esclavitud, creyendo que están haciendo estas cosas porque son muy espirituales.

Este pastor les dice cuándo visitar a sus padres y familiares; hacerlo o no hacerlo; quien puede ser su novio (a); qué ropa vestir, etc.

¿Cómo es posible que personas universitarias y máster  caigan en semejante tontería manipuladora sin poderlo comprender?

1.- Las personas que caen en manos de estos manipuladores, son personas que no tienen una fe bíblica profunda en Cristo. Ellos son tan débiles en la fe, que necesitan de quién les diga qué hacer y qué no hacer. Así se sienten seguros, protegidos, cubiertos por el “líder” quien quiera que sea.

¿Podrá una persona de estas decir que su protector es Jesús? Lo dudo. Su propia inseguridad les hace caer en manos de estos que se auto llaman protectores, cuando la realidad es que son manipuladores, dictadores y abusadores.

2.- Son personas indisciplinadas espiritualmente y por otra parte, no quieren asumir la responsabilidad de su crecimiento y madurez. Son personas que inconscientemente creen que es su “mentor” quién le entregará cuenta a Dios por él, y no  él mismo.

Estos arrogantes, falsos, farsantes, engañadores y manipuladores; se han elevado en su ego de tal manera que se escudan en:

“No toques al ungido”. “No preguntes al ungido”. “No cuestiones al ungido”. “Respeta la autoridad del ungido”. “Obedece al ungido”

Ninguno de los alardes de exclusividad de estos falsos mentores, se menciona en la Biblia con relación a los grandes mentores y líderes como Moisés, Pablo y los demás apóstoles y el superior a todos, Jesucristo.

Que nos quede claro que el pastoreo es para edificar, no para manipular y explotar a las personas.

Que el pastoreo es un ministerio que toda la congregación, en diferentes formas y circunstancias, unos por otros realiza buscando el bien de las personas, no el propio.

El pastoreo es lo que se realiza en la escuela dominical por medio de cada uno de los maestros y consejeros; lo cual es lo que debe ser el propósito al venir cada domingo.

El pastoreo es lo que se realiza en los grupos celulares.

El pastoreo tiene como propósito el que las personas vivan de acuerdo con los mandamientos de Dios, cumpliendo así el edicto de la Gran Co- Misión descrito en el libro de Mateo 28. El pastoreo tiene como fin, hacer comprender a toda persona, que es en gran parte responsable de su comportamiento ante Dios. Si lo que llamamos pastoreo no tiene este propósito y fin, puede ser cualquier cosa, menos pastoreo.

Para que una persona pueda llegar a decir “Jehová es mi pastor”, el pastoreo lo debe inducir a preguntarse ¿Dónde está Dios en estos consejos que me están dando?

 

Pbro. Alberto Juárez López

 

Escríbenos tus comentarios acerca de este articulo o si te interesa recibir los Boletines semanales en tu correo puedes inscribirte desde AQUÍ
*Nombre:
*Tú Email:
 
*Comentarios

 

 

 

Buscador de Páginas Web Cristianas



 Copyright © 2006, 2a. Iglesia del Nazareno. Todos los Derechos Reservados